Mikel Alvira y ‘La novela de Rebeca’

¡Hola a todos!

Hace poco leímos la última novela de Mikel Alvira, La novela de Rebeca, y disfrutamos tanto con su lectura, que la hemos elegido para iniciar la sección de Literatura de Findes Alternos.

LIBRO_02

Pero antes de deciros por que nos ha gustado tanto esta lectura, os dejamos sus datos técnicos y la sinopsis ofrecida por Ediciones B.

Datos técnicos
Título: La novela de Rebeca
Autor: Mikel Alvira
Editorial: Ediciones B
Edición: rústica con solapas
Fecha de publicación: julio de 2015
272 páginas
ISBN: 978-84-666-5716-7
Precio: 17 €

LIBRO_01

Sinopsis:

Solo un escritor tramposo puede escribir la novela perfecta.
Simón Lugar es un autor de éxito que, encerrado en su apartamento de la costa vasca, lucha por dar forma a su primera novela negra. Melancólico y misántropo, se siente presionado por su agente literaria y sus cientos de miles de lectores. Buscando la inspiración en un largo paseo por la playa, conoce a M., una joven enigmática que influirá en él de un modo inesperado al tiempo que una serie de sangrientos asesinatos van conformando la trama del libro dentro de su cabeza.

Nuestra opinión:

La novela de Rebeca es una novela de metaliteratura, ya que su protagonista es un escritor que está escribiendo su propia novela. gracias a esto podemos disfrutar de todo el ritual que sigue a la hora de enfrentarse a la escritura de su propio manuscrito.

De esta manera, a lo largo de la lectura, Mikel Alvira alterna la trama de Simón Lugar, el protagonista de la novela, con al de Rebeca, la protagonista de la novela que escribe Simón.

Las dos historias se entrelazan de manera magistral, para llegar a un final que dejará al lector boquiabierto. Es más, yo (la que teclea esta opinión) he de confesar que leí esta novela del tirón, literalmente. No me levanté del sofá donde la empecé hasta que leí la última línea. Recuerdo que no era capaz de dejar La novela de Rebeca hasta que supiera cómo acababa. Y eso, os aseguro, que es algo que muy pocas veces me ha ocurrido en mi dilatada vida como lectora.

Y, ahora, si queréis saber más sobre el autor que hay detrás de esta apasionante lectura, escrita con un estilo cuidado, ágil y magistral, os animamos a que leáis la entrevista que le hicimos hace unos días.

MA_02
Fotografía cedida por Mikel Alvira – @mikelalvira

Hola Mikel, antes de pasar a la entrevista, además de agradecerte tu amabilidad por colaborar con nosotros, nos gustaría que nos hablaras un poco sobre ti. ¿Quién es Mikel Alvira?

Mikel Alvira es un hombre inquieto, siempre inquieto. No insatisfecho porque soy positivo por naturaleza, pero siempre en búsqueda. Antes decía que “un chico de letras”; ahora, a mis 47 años, digo que “de letras” y me ahorro lo de “chico”.

¿Cuándo te diste cuenta que querías ser escritor?

Siempre he escrito. Desde niño. En la carrera (hice Historia en la Universidad de Deusto) comprendí que quien domina el lenguaje domina la comunicación, y eso m empujó a cultivarme más.

Fue hace una docena de años cuando empecé a publicar. Ser escritor, más que un oficio, es una actitud.

¿Tiene tu vida profesional relación directa con tu faceta como escritor?

Sí, claro. A mis libros, guiones y artículos se une mi faceta de educador, tanto como la de comunicador. Al final, se trata de compartir, de acompañar, de hacer las cosas con pasión y, sobre todo, de indagar en la naturaleza humana.

¿Tienes alguna manía al ponerte a escribir?

No soy ni maniático ni fetichista. Sí me gusta el orden, pero no llego a la obsesión de mi personaje Simón Lugar. Ni soy de los que exigen determinada temperatura o determinadas vistas o determinada marca de güisqui (no bebo güisqui). Simplemente me siento a escribir cuando sé lo que voy a escribir, por eso dedico tanto tiempo a reflexionar y bocetar como a teclear.

MA_03
Fotografía cedida por Mikel Alvira – @mikelalvira

¿Eres una escritor de los que escriben a mano o te decantas por las nuevas tecnologías?

Escribo a ordenador, pero siempre me acompaño de libretas en las que garabateo, hago esquemas, pruebas, bocetos, dibujos…

Antes de iniciar una novela, ¿la planificas mucho o te dejas llevar por la inspiración?

La inspiración es pensar, custionarse, buscar, plantearse retos… Suelo tener claro hacia dónde quiero ir, aunque por el camino haya sorpresas, improvisaciones y cambios. En general, escribo siguiendo una ruta más que un esquema. Hay que pensar que una novela lleva muchos meses de trabajo, y en ese tiempo, las ideas fluyen, se modifican, pirden vigencia…

¿Cómo es un día en la vida de una escritor como tú?

No sé no escribir, así que no hay día que no dedique un rato a teclear (avanzar en algo, corregir, revisar, redactar nuevamente…). Suelo atender prensa o medios, si se tercia… También leo; es extraño que no lea a diario. No dedico demasiado tiempo a las redes sociales, aunque me debo a ellas porque son mi puente con los lectores. Hago ejercicio, comparto momentos intensos, pienso… Creo que no hay dos días iguales; depende de mis clases, de mis viajes, de si estoy preparando una conferencia o estoy en plena creación de novela… Lo que procuro, eso sí, es que todos los días tengan un rato de sábado. En general, disfruto de la vida, que es disfrutar de los míos, de la familia, de los lugares…

¿Qué tipo de literatura te gusta leer?

Leo de todo. Novela negra, romàntica, histórica, thriller, humor… Combino e incluso a veces compagino al mismo tiempo. Salto de los best-sellers actuales a los clásicos. Últimamente me fijo mucho en los blogs de literatura para ver qué se cuece por allí.

MA_01
Fotografía cedida por Mikel Alvira – @mikelalvira

¿Cuál es tu autor favorito? ¿Nos podrías recomendar una obra de él?

Imposible señalar solo uno. Me iría desde Murakami o Auster hasta Baroja o Unamuno, desde Dumas hasta Ángela Becerra; desde Muñoz Molina o Reverte hasta García Márquez o Benedetti. Lorca, Neruda o Juan Ramón Jiménez junto a Follet o Tagore. El abanico es inmenso. Cada momento tiene sus letras.

¿Qué estás leyendo ahora mismo?

Releyendo “Lo que le queda al tiempo”, de Ángela Becerra, y a punto de releer a “Una pasión rusa” de Reyes Monforte.

¿Si tuvieras que recomendar una novela para leer el próximo fin de semana cuál sería?

“El caso de Harry Quebert”, de Jöel Dicker o “La soledad de los números primos”, de Paolo Giordano.

¿Tienes más aficiones además de la literatura? ¿Nos podrías hablar un poco de ellas?

Más que afición, pasión. Pasión por todo lo creativo, ya sea como actor (me gusta garabatear, componer, idear, crear…) o como espectador. Me gusta el cine, el teatro, la música… Adoro las copas entre amigos, los viajes improvisados, el deporte al aire libre, la decoración de interiores, enredar en anticuarios, los paseos en solitario, y hacer fotografías que nunca enseñaré.

Hablemos ahora sobre tu última novela, La novela de Rebeca:

¿De dónde surgió la idea de escribir esta novela?

De mi necesidad de romper con lo que llevaba haciendo en mis cinco novelas anteriores. Quería arriesgarme, hacer algo más audaz, menos evidente. De alguna manera, responderme a la pregunta de si sería capaz de escribir un rompecabezas yéndome desde lo negro hasta lo melancólico.

¿Cómo te organizaste para escribirla?

Con mucha paciencia conmigo mismo, muchas reflexión, mucho apunte, una pizarra magnética en mi estudio llena de anotaciones, mucho paseo por la playa y mucha noche desvelado dudando si estaba logrando responderme o estaba metiéndome en un ovillo indescifrable.

19-playa-pose
Fotografía cedida por Mikel Alvira – @mikelalvira

¿Tiene alguna historia real detrás? ¿Es muy diferente de la que acabas explicando en tu novela?

En toda novela hay mucho de mis vivencias y experiencias, sin decir con eso que rebeca o Simón Lugar sean mis alter-ego. Hay momentos veraces, personajes creíbles, aunque es todo ficción. Todo… excepto lo que es real. Y de eso, de lo real, mejor no hablar, que todo se sabe.

¿Qué fue lo más complicado de la escritura de la novela?

Convencerme de que el concepto de novela dentro de novela dentro de novela podía ser, a la vez, comercial. Yo quería escribir esa novela prescindiendo de si sería comercial o no. Ha sido la editorial (Ediciones B) quien la ha convertido en un best-seller. Para mí, la motivación era escribir algo difícil de escribir pero fácil de leer.

¿Tenías claro desde el principio cómo escribirías la novela?

Sí. Sabía lo que quería. Tenía claro desde dónde y hacia dónde ir.Otra cosa es que por el camino surgieran ideas que fui incorporando. El proceso creativo ha sido intenso, pero no concibo de otra manera. Si no me vacío, no es lo mejor que puedo escribir.

¿Cómo fue ese momento de ponerte a escribir la primera frase de la novela?

Lo primero que escribí fue la descripción de la periodista de los pechos grandes en la camilla del forense. A partir de ahí, fue ir siguiendo las notas sembradas durante meses. Reconozco que ha sido un camino arduo, muy íntimo. Cuando escribo, me entrego a tumba abierta.

¿Te llevó mucho tiempo escribir esta novela?

Escribir es mucho más que teclear. Escribir es teclear, sí, y eso lleva mucho tiempo. Pero también es pensar, plantearme qué quiero y cómo; reflexionar, hacerme preguntas… Luego, documentarme, acertar con el estilo, escuchar, escucharme. Y corregir, claro; revisar, redactar nuevamente, eliminar… Sí, meses intensos y sin tregua. Por eso cuando escribo necesito hacer ejercicio, comer bien y cuidarme; si no, sucumbiría. No sufro al escribir, pero me doy al cien por cien.

Para los que no conocen tu novela, ¿qué destacarías de ella? ¿por qué el lector debería elegirla?

Por su estructura más que por su historia. Por su literatura más que por la aventura como tal. Creo que está cuidada, que es redonda y que puede resultar una buena rendija para descubrir el universo-alvira.

Respecto a la promoción de tu novela ¿qué haces para que el lector la conozca?

Dejo que fluya. Atiendo las redes sociales, acudo a las entrevistas, a los encuentros que me proporcionan, a los foros donde me invitan. La parte de la comunicación es tan gratificante, intensa y aleccionadora como la de redacción. Disfruto compartiendo, dialogando. Estoy encantado con mis viajes de promoción y mis actos con lectores.

Además de esta novela, tienes otras novelas publicadas ¿Nos puedes hablar un poco de ellas?

Mi trayectoria es larga. He publicado una docena de libros. Empecé con el humor, me fui a las novelas de situación con toques históricos y aterricé en las historias donde lo importante son las relaciones y las emociones. Creo que hay una línea común que marca el estilo-alvira, aunque las historias sean diferentes. Mi mayor éxito fue “El silencio de las hayas”, con sus 8 ediciones, pero considero que cada título tiene mucho de mí y llegará al lector por distintos motivos.

Y ahora hablemos del futuro: ¿Estás trabajando en algún nuevo proyecto? ¿Nos puedes contar algo sobre él?

Tengo un manuscrito entre manos, ahora mismo en la mesa de mi agente literario. Anuncio que será intenso, una vuelta de tuerca. Alvira más desnudo, más entregado y más directo.

Y para acabar, ¿Cómo es para ti un fin de semana perfecto?

Un fin de semana perfecto tiene una conversación inteligente, una copa de vino o una cerveza o un vermú de solera, un paisaje inspirador (urbano o natural), muchas sonrisas, algo de gastronomía, algo de lectura interesante y ciertas dosis de improvisación.

Muchas gracias por tu colaboración. ¡Hasta pronto!

Y después de leer nuestra opinión y de conocer un poco más a Mikel Alvira, ¿no crees que La novela de Rebeca es un muy buena lectura para el próximo finde? ¿te animas?

¡Esperamos vuestros comentarios en nuestras redes sociales!

logo_facebook  logo_twitter  logo_ig

¡Feliz finde!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s